Ahora nos cojen a los dos

relatos eroticos

Ya teníamos tiempo saliendo como amigos con el, no la pasábamos bien y compartíamos de lo mejor, íbamos a bailar, a comer y de vez en cuando a algun juego de
deportes y conciertos, eso era lo social claro, ya que después en la intimidad también compartíamos todo en la cama, mi esposo yo y el.

Siendo una pareja que ha tenido muchas experiencias tanto yo con otras mujeres y hombres al igual que el, era algo rico poder tener a alguien que fuera casi igual que nosotros, que tuviera esos ánimos y energía sexual de todo un fin de semana.

Una noche ya en el departamento surgió la conversación de invitar a una cuarta persona con nosotros, osea una mujer, a lo que nuestro amigo estaba muy de buen gusto, a mi esposo no le parecio mucho la idea porque eso lo comprometía a tener que trabajar sexualmente al doble, pero a nuestro amigo si le fascino la idea.

Entre tragos y bromas hablábamos vagamente en como seria ese encuentro si es que se diera, como seria esa mujer que porte tendría, como la invitaríamos a venir con nosotros y hasta de lo que se aria en esa cita.

El tema estaba riquísimo y la temperatura subió de tono al por mayor, a mi se me salio decir que yo por mi parte no dejaría pasar de penetrarla con mi strap on o prótesis que tenia, nuestro amigo me miro un poco asombrado ya que el no tenia idea de lo que estaba hablando o mejor dicho no se imagino que yo haya tenido esos gustos también.

Le dio risa y diciendo en broma me dijo que le gustaría verme con todo eso colgando enfrente que le gustaría ver, a lo que le conteste que la mera verdad, no era por presumir pero se me veia muy bien , y mas cuando me ponía mi lencería.

El tomo un segundo me miro algo mas serio y me dijo y sabes usarlo siquiera, a lo que dije si claro que lo se usar y muy bien. Me dijo hace cuanto que no lo usas ? hace una semana le conteste! lo uso con este, señalando a mi esposo.. mi esposo bajo la mirada a lo que le dije te da pena? se quedo en silencio y no dijo nada, entonces le dije no te hagas el que no te gusta! Nuestro amigo le dijo apoco te gusta que te den por detrás? Mi esposo contesto la mera verdad si pero solo que sea mi esposa no me atraen los hombres, y con un tono fuerte dijo No soy maricón !

Calma que aquí nadie ha dicho eso le contestamos mi amigo y yo, me retire por unos tragos a la cocina y los deje conversando solos a los dos, cuando volví con mas tragos tenia mi lencería puesta y bajo de ella colgaba un pene de latex de 6 pulgadas con textura casi real.

Me miraron asombrados , les di los tragos y mi amigo dijo te vez fenomenal. le dije te gusta ? si respondió. Pues que bien porque creo que te va a gustar esto mas, me acerque a mi marido que estaba en el mueble, lo tome con una mano por la nuca y con la otra mano le acerque la prótesis a la boca y le dije cometela.

El se quedo quieto por un segundo y me dijo quieres? le dije acaso no me oistes y nos carcajeamos todos, a lo que mi marido empezó a hacerme el sexo oral comiéndose todo el pene de latex por completo. mis ojos estaban fijados en nuestro invitado y los de el en mi, mientras que su mano saco la verga y empezó a jugar con ella.

Mi concha cada vez estaba mas mojada de ver como se la jugaba el y yo con ganas de tenerla adentro de mi, aquí entre nos su verga de el era mucho mas grande y gruesa que la de mi esposo.

Mi esposo sentado en el mueble y yo de pie, el tirando de mis caderas hacia el y yo al mismo tiempo meneandome ayudándolo a comerse toda esa verga en su boca , mientras no quitaba los ojos de mi amigo, en ese momento que estaba por venirme miro que se juega su verga el y con una se sus manos la cierra como un puno, y mete uno de sus dedos dentro de el, me miro y movió la cabeza señalándome que quería que me cojiera a mi esposo

Yo con el morbo en mente obedecí, primero levante a mi esposo y cuando quise hacerle el sexo oral me di cuenta que se había venido el en sus boxers, su pene lleno de semen y flácido no me serviría de nada pensé, mira a nuestro amigo y el me volvió a hacer la misma señal con sus manos y su cabeza. Deje de hacerme la tonta y en esos momentos me consumió el morbo totalmente.

Me puse de pie y les dije venganzen a la recamara tengo algo para uds dos, los dos me siguieron rápido, nunca los había mirado asi de rapidos.

Mi esposo ya no tenia sus pantalones y nuestro invitado aun tenia los de el, entramos a la recamara y le dije a mi esposo súbete a la cama y ponte en cuatro patas que esta noche te voy a dar gusto enfrente de nuestro invitado.

Mi esposo obedeció a mi orden, al mismo tiempo que fui con nuestro invitado que ya tenia el pene erecto, le di una lamida a su manjar y le susurre algunas instrucciones al oido sin que mi esposo oyera. al acabar de darle las indicaciones a mi invitado el mismo movió la cabeza acentuando que SI.

Lo deje y me diriji y tome lubricante, y lo talle sobre el pene de latex. mi vagina palpitaba y sentía punzadas de lo caliente que estaba, mis pezones mas duros que nunca, mi marido en la cama de espaldas y yo detrás de el, me arrodille detrás de el y empece a comerle el culo y jugar con su pene desde atrás.

Mi mano sobaba sus huevos pero su pene aun no respondía como hubiera querido. aplique el lubricante a unas cuantas pulgadas de el pene de latex y empeze a introducirse-lo poco a poco a lo que el se resistía un poco por el dolor según el.

Seguí así el meneo y se lo saque lo volví a lubricar un poco mas y se lo volví a introducir mas y un poco mas hasta que dejo de quejarse tanto. Empece a embestirle pero solo le metía casi menos de la mitad, a lo que empece a notar la desesperación de el, la calentura le consumía el culo al mismo tiempo que mi mente me consuma a mi misma.

Mire a nuestro amigo que su pene estaba super erecto, ademas de ser grande y grueso creo que había aumentado su volumen, alo menos eso parecía desde donde yo estaba.

Mientras enculaba a mi esposo , nuestro amigo se incorporo detrás de mi y empezó a penetrarme primero lento, era un poco confuso el ritmo de trenecito pero poco a poco nos fuimos adaptando, mi esposo se éxito mas al saber lo que pasaba, el no podía ver pero sentía cada embestida que el amigo me daba , porque yo al mismo tiempo lo embestía a el, a de haber sido riquísimo porque mi esposo se echaba hacia atrás después de cada embestida que nos daban.

Ya después de haber gozado de ese pene tan rico dentro de mi, saque el pene del culo de mi esposo, le dije deja pongo mas lubricante a lo que el dijo si ponle mas ponle…. tome el lubricante

En ese momento en que la saque, le indique a nuestro invitado que pasara a tomar mi lugar detras de mi esposo, confieso que un miedo me invadió en ese momento a que mi esposo fuera reaccionar mal pero la calentura me gano, vacie mas lubricante en el ojo del culo de mi esposo y el resto en nuestro invitado

Con mis manos sobre la caderas de mi esposo sujetándolo, el le empezó a hundir el pene poco a poco, mi esposo con la cabeza sobre la almohada solo se remitía a echarse hacia atras.

Y mientras tenia mis manos sobre sus nalgas y mi amigo lo penetraba rompí el silencio diciéndole. Te gusta?
SI me encanta mi amor.
TE sientes tan rico mujer…
Dame asi sigue…
dámela toda dijo, en ese momento nuestro amigo se la hundio toda, a lo que mi esposo solo logro retorcerce un poco y solto gemidos de hmmmmmmmm!

Era obvio que estaba gozando de mas, empezó a pedir que le diera mas, y la velocidad empezó, solte mis manos una a la vez y deje que nuestro amigo tomara el mando con su manos en las caderas de mi esposo.

Este sin duda alguna hizo destreza del arte y le abrió las nalgas a lo que mi esposo solo susurro un siiiiii casi sin aliento dejando caerse de nuevo en la almoada y entregando su culo al aire.

Yo estaba de pie mirando esa escena tan erótica, mis manos corrían a mil entre mi clítoris y entre abriendo mis piernas hundi un par de dedos en mi vagina que ya era un mar de jugos en esos momentos.

Sabia que todo terminaría pronto por la velocidad en que iban las cosas, el culeo aumentaba tanto mi esposo se movía mas como nuestro amigo. y con un poco de temblor rompí de nuevo el silencio diciéndole.

Te gusta? si me encanta no pares…. Le dije quiero venirme contigo ! si amor me contesto.

En ese momento que era embestido por el culo y sin piedad por aquel tipo, camine alado de la cama y lo mire a el, el solo me miro de arriba abajo en extasis, tal vez en su mente se confundió por unos segundos, en eso cerro los ojos y volvió en si.

Solo me miro a los ojos y dijo Nooooohh Noooooh, en sus ojos y cara podía leer vergüenza, pero en su cuerpo podía leer placer a pesar de lo que decía su cuerpo hacia lo contrario buscaba la verga del tipo.

Su pene que había estado flácido ahora que se había dado cuenta que no era yo la que lo embestía, se había convertido en una verga de acero, erecta y chorreando , yo al verla menearse, le dije quiero venirme contigo, a lo que el dijo si amor si vengámonos,

Se detuvieron un segundo y me acosté debajo de mi esposo haciendo un hermoso 69, con su pene en mi boca,mi mano sobando el ano del invitado y la verga del invitado en el culo de mi esposo , y mi esposo comiéndome la concha que mas podía pedir de este mundo

Si el mundo se acababa ahí no me hubiese importado, el meneo subió de velocidad y anticipe la llegada del climax de mi esposo, podía sentir su verga pulsando en mi boca, al mismo tiempo que me comía el ami. todo iba igual cuando entre gemidos oí la voz de mi esposo gritar me vengoooooo…..

Esa fue la voz que esperábamos todos, en ese momento hundi mi dedo en el culo de el gran macho que cojia a mi esposo, el empezó a descargar su leche dentro de mi marido, y mi marido al sentir la leche caliente de el devoro mi clítoris llevándome a un estado de locura en el que le saque hasta la ultima gota de leche a su pene.

Fue la mejor cojida de nuestra vida, acabamos casi muertos de cansancio, pero mas vivos que nunca, seguimos haciendo nuestros encuentros y gozamos de lo lindo.

Muchas gracias por leer mi relato y espero les haya gustado a todos.